jueves, 6 de noviembre de 2008

Atraca un banco y vuelve al rato para hacer una amortización de capital en su hipoteca

En la mañana de ayer miércoles se produjo un atraco en una sucursal de Caixa Cataluña en Guadalajara. Un individuo de mediana edad se presentó en la oficina armado con lo que luego se sabría que era una pistola de juguete, y con la cara cubierta con una media. El atracador amenazó a los empleados y dos clientes que se encontraban en ese momento en la oficina, y logró hacerse con un botín de 17.200 €, dándose a la fuga en un coche de alquiler.

Tres horas más tarde, cuando en la sucursal ya se habían terminado todos los trámites requeridos por la investigación policial, un cliente se presentó en la caja con la intención de amortizar capital de su hipoteca por valor de 17.000 €, lo que llamó poderosamente la atención de los trabajadores de la entidad.

Pero lo que realmente les hizo sospechar fue el parecido físico entre el cliente y el atracador, y más aún la coincidencia en el atuendo. Alertada la policía, a la media hora se llevó a cabo la detención del sujeto, quien confesó su culpabilidad y argumentó motivos económicos.

2 comentarios:

Mónica dijo...

Quien le roba a un ladrón tiene 100 años de perdón!

Paula dijo...

Un boton de 17.000 €... ¡sera de oro! ¿sera un botin? oye, esta bien esto de "cazar el gazapo". Nota: los acentos se han omitido intencionadamente para evitar la aparicion de cuadraditos, insisto.